<![CDATA[

En el mes del Pride las redes sociales se llenan de colores. Las empresas lanzan campañas de inclusión, presumen de las acciones que están tomando para ser más inclusivos y muestran apoyo a la lucha de la comunidad lesbiana, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti, intersexual, queer y asexual (LGBTTTIQA). Sin embargo, en México, el 40% de la comunidad mencionó que se sintió discriminada por su orientación sexual, de acuerdo con la Encuesta Nacional Sobre Discriminación 2017 (ENADIS). Por otro lado, el más reciente estudio de Nielsen “Pride in Media” reveló que aunque el 57% de la comunidad se siente representada en los medios, aún hay un porcentaje alto de personas que no y un largo camino que recorrer por ser verdaderamente inclusivos.

Políticas de recursos humanos. Incluida la igualdad de remuneración y beneficios, así como la inversión en estrategias de retención y promoción del talento. Apostar abiertamente por la diversidad. Contar con objetivos específicos de responsabilidad, transparentes y conocidos por todos, desde el momento de la contratación de nuevos colaboradores. Promover la formación y educación en materia de diversidad. A todos los empleados, y especialmente a los líderes, para que puedan empoderar a los trabajadores fomentando un entorno abierto al diálogo y atento a los temas de diversidad e inclusión.

Cómo ser una empresas verdaderamente inclusiva Luigi Forestieri, gerente de PayPal México, mencionó a Expansión: “si tú tomas la diversidad y la inclusión como algo que no existe y lo ves más como negocio y una manera de sacar provecho, es pink washing” . El pinkwashing viene del inglés pink, que significa rosa, y de whitewash; blanquear o encubrir. En el contexto de los derechos de la comunidad LGBTTTIQA, esta es una estrategia de marketing que tiene como objetivo promocionar productos, personas o empresas que simpatizan con el movimiento y así mostrar una imagen más “inclusiva y tolerante”. Pero no siempre ocurre de esa manera. Forestieri menciona: “si no vives los valores de la diversidad diariamente en tus políticas de contratación y en cómo tratas a tus empleados, no estás siendo genuino. Cualquier tipo de campaña que hagas los consumidores se van a dar cuenta que solo apareces en el momento en que te conviene aparecer.” El estudio de Nielsen menciona que las industrias donde hay una mayor percepción de inclusión son “moda, ropa y accesorios”, “belleza, higiene y cuidado personal” y “bebidas alcohólicas”; por el otro lado, donde menos se percibe la inclusión es en los “supermercados”, “industria automotriz” e “instrumentos musicales”. Adicionalmente, solo el 26% de la comunidad respondió que las compañías se han vuelto “mucho más inclusivas” en los últimos dos años. Ana Laura Barro, vocera de Nielsen, mencionó que una recomendación para las marcas es revisar que la comunicación sea inclusiva. Es decir, que no se estereotipe a la comunidad, que se utilice lenguaje inclusivo y hablarle a la comunidad en torno a sus problemáticas y necesidades reales. Por otro lado, Forestieri menciona que en las organizaciones donde hay una cultura verdaderamente diversa, los empleados se vuelven mucho más productivos. “Imagínate el caso cuando una persona quiere cambiar su identidad de género y en la oficina muestran discriminación por ello. Eso hace que dejen de enfocarse en sus labores y más por el qué dirán”. Estas son algunas de sus recomendaciones para las empresas:

]]> Fuente: Expansión

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.