<![CDATA[

Clubhouse, la aplicación de chat por audio a la que sólo se puede acceder por invitación, se hizo muy popular durante los confinamientos por la pandemia de coronavirus, pero ahora esta plataforma tan especializada tiene objetivos mucho más ambiciosos. Lanzada en marzo de 2020 en Silicon Valley, Clubhouse busca establecerse como el abanderado del audio digital.

El concepto es sencillo: una vez que se recibe la invitación, se puede iniciar o escuchar conversaciones en «salas» digitales, que van desde una gran charla de alguien famoso hasta una pequeña reunión. Sin mensajes, ni fotos, ni vídeos… sólo audio. El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, apareció en la plataforma la semana pasada para hablar de la tecnología del futuro. Elon Musk, director ejecutivo de SpaceX y Tesla, lo hizo a finales del mes pasado para hablar del frenesí comercial de GameStop. Musk, de hecho, dio una paso más allá el domingo, cuando invitó a la conversación en Clubhouse al presidente de Rusia, Vladimir Putin, a Clubhouse, a pesar de que el ex espía de la KGB no es usuario de las redes sociales. La aplicación, disponible sólo en Apple, se basa en el concepto de FOMO (fear of missing out). Si no estás conectado cuando se produce una conversación, te la pierdes. Pero más allá de esto, Clubhouse prospera gracias a que los usuarios pueden pasear a su perro o preparar la cena mientras escuchan charlas sobre financiamiento empresarial o el estado de la educación estadounidense, o incluso sintonizar mientras participan en juegos grupales. A diferencia de los podcasts, todo es en directo y los usuarios pueden participar, siempre que sean invitados por los moderadores del chat.

Prepara un lanzamiento masivo

Clubhouse se está preparando para el gran público con la ayuda de una nueva ronda de financiación que, según se informa, la valora en casi 1,000 millones de dólares. «Nuestro enfoque ahora es abrir Clubhouse a todo el mundo», dijeron los fundadores de Clubhouse Paul Davison y Rohan Seth en una publicación en línea el 24 de enero. «Con ese objetivo en mente para 2021, hemos asegurado una nueva ronda de financiación». La cantidad de efectivo que la prestigiosa firma de capital de riesgo de Silicon Valley Andreessen Horowitz (a16z) está poniendo en Clubhouse no fue revelada, pero se informó que la valuación era de aproximadamente 1,000 millones de dólares. Clubhouse ha pasado de ser una única «sala» donde normalmente se podía encontrar a los fundadores para las conversaciones a ser utilizada por casi dos millones de personas a la semana, según Andrew Chen de a16z, quien se unió a la junta directiva de la startup como parte del acuerdo. Chen dijo que ya se han formado conversaciones en torno a «pasatiempos, cultura, trabajo y curiosidades”. El plan a futuro es darles herramientas a los creadores de las «salas» para que puedan moderarlas y también hacer dinero. as personas que gestionan los grupos de conversación podrán recibir ingresos por medio de propinas, suscripciones o venta de entradas a la sala. Clubhouse ya tiene más de 180 inversores, de acuerdo a sus fundadores

«Era del audio» Al principio, Clubhouse fue criticado por ser elitista y solo permitir acceso a un selecto y reducido número de usuarios. Algunas de las comunidades iniciales —muchas de las cuales se formaron en torno a inversores californianos— siguen siendo influyentes. Pero ahora los usuarios alcanzan los dos millones por semana. «Clubhouse aterrizó justo a tiempo como la plataforma donde la gente pudo ir a desahogar sus pensamientos y emociones» sobre la pandemia y las protestas sobre la injusticia racial del verano boreal, dijo David Bchiri, director en Estados Unidos de la consultora Fabernovel,. Ahora la aplicación debe enfrentar los retos habituales en el mundo de las redes sociales: monetizar su popularidad, pagar a los creadores de contenidos y moderar la información. «Ahora queremos abrir Clubhouse a todo el mundo», dijeron los fundadores de la aplicación, Paul Davison y Rohan Seth, a finales de enero. Con el respaldo de más de 180 inversores tras una nueva ronda de recaudación de fondos, Clubhouse está valorada en unos 1,000 millones de dólares, según The Information , una publicación para ejecutivos del sector tecnológico. Y la aplicación está llamando la atención de las grandes tecnológicas. Twitter está probando «Spaces», salas de chat de audio en las que pueden hablar hasta 10 personas con un número ilimitado de espectadores. Y se rumorea que Facebook está estudiando una oferta similar. «Estamos en la era del audio», asegura Bchiri. «Nuestros nietos nunca tendrán teclados. No necesitarán interactuar con las máquinas de esa manera. Todo se hará con comandos de voz o simplemente pensando en una tarea», explicó. Con información de AFP

]]>

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *