<![CDATA[

Las regulaciones antimonopolio acechan al mercado de música en streaming en Reino Unido, un país que se podría convertir en un referente en el tema a nivel mundial tras iniciar un riguroso estudio de esta industria . De acuerdo con un anuncio de la Autoridad de Competencia y Mercados (CMA, por sus siglas en inglés), el análisis en torno al mercado de la transmisión de música digital se realizará con el objetivo de expandir la competencia para los mercados digitales, así como identificar problemas entre las empresas y encontrar la mejor forma de abordarlos. Este estudio del mercado podría tener un impacto en la operación local de las tiendas de aplicaciones móviles y los servicios de música en streaming, como Apple Music y Spotify, pues existe la posibilidad de que la CMA intervenga e imponga medidas correctivas en las conductas monopólicas.

A través de una carta, el organismo regulador británico mostró su apoyo “al objetivo estratégico de fomentar la competencia efectiva en los mercados digitales, asegurando que funcionen de una manera que promueva la innovación y el interés del consumidor”. Las motivaciones detrás de esta iniciativa se encuentran en un informe donde se identificaron preocupaciones sobre la economía del mercado de transmisión de música, como el posible dominio de los principales sellos discográficos a nivel mundial y el potencial de acuerdos contractuales entre ellas, además de la posibilidad de que estas relaciones socaven la innovación en el sector. “Queremos hacer todo lo posible para asegurarnos de que este sector sea competitivo, próspero y funcione en beneficio de los amantes de la música”, dijo Andrea Coscelli, directora general de la CMA, quien resaltó que el estudio también tiene el propósito de conocer los cambios que ha sufrido la industria e identificar si requiere una visión más dura sobre la competencia. De acuerdo con cifras de la RIIA (Recording Industry Association of America), los ingresos totales por música grabada en 2020 fueron de 12,200 millones de dólares y el gran responsable de esa cifra fue la música en streaming, pues este formato logró generar un total de 10,100 millones de dólares.

Por lo tanto, las plataformas de streaming representaron el 83% de los ingresos totales de la industria. Spotify y Apple Music fueron las más relevantes, pues sólo entre ellas generaron un total de 7,000 millones de dólares en ingresos, mientras que la venta de CDs y descargas digitales continúa disminuyendo. La influencia de la CMA ya se ha visto en otros asuntos de tecnología, pues es parte importante en torno a las cookies de Google, la cual provocó que se detuvieran los planes de la tecnológica para eliminar este elemento. Asimismo, ha realizado estudios en torno al dominio en el ecosistema móvil de Apple y Google. Cabe mencionar que el contexto entre la Unión Europea (UE) y los servicios de streaming no ha sido el mejor. En abril se acusó a Apple de abusar de su posición dominante en la distribución de apps para imponer comisiones que fueron consideradas como “abusivas” a plataformas como Spotify. Durante esta situación, la jefa de competencia de la UE, Margrethe Vestager, afirmó que el caso no se trata de Spotify por sí solo, sino de las condiciones que Apple le impone a todos los proveedores de música en streaming que intentan llegar a un sector de los usuarios por medio de su App Store. Un antecedente para Apple en este sentido es el caso contra Epic Games, la cual reclamaba por motivos similares; sin embargo, la apuesta de las autoridades de Reino Unido y la UE podrían generar impactos en la industria a un nivel regional, pues los organismos buscan cambiar regulaciones para emprender acciones en favor de la defensa de la competencia y el consumidor.

]]>

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *