<![CDATA[

Desde el 23 de marzo, las personas que quieran abrir una cuenta bancaria, hacer transacciones en línea o consultar sus movimientos en las apps bancarias deben dar permiso a las aplicaciones para acceder a su ubicación. Esto de acuerdo con la Asociación de Bancos de México (ABM). La medida busca prevenir el lavado de dinero, el financiamiento al terrorismo y prevenir fraudes, sin embargo muchos usuarios han llamado a esta disposición como invasiva y riesgosa a su privacidad. “Realmente el tema de la geolocalización no es nuevo, muchas aplicaciones la solicitan a la hora de brindar un servicio, por ejemplo las apps de viaje o las apps para pedir comida. Aunque el caso de la banca ha sonado más con los usuarios, no es algo que esté activo 24/7. Eso sí, lo que se debe revisar con cuidado es el tratamiento que se hará a esta data y que se cumpla con ese fin definido, o sea que los bancos no la usen para otros fines”, precisó a Expansión, Roberto Martínez, analista senior de ciberseguridad en Kaspersky Latinoamérica.

La medida impulsada por la ABM surgió porque, a raíz de la pandemia por COVID-19, el uso de las aplicaciones móviles bancarias aumentó un 50%, lo que también impulsó los fraudes y riesgos cibernéticos. “Aunque cada aplicación definirá el nivel de tecnología que tendrá esta herramienta, lo más seguro es que primero se implemente con redes WiFi, y sólo en cada transacción (…) y aunque de primer momento muchos puedan sentir sorpresa por este tema, la realidad es que los protocolos de seguridad de las apps son mucho mejores que aplicaciones que tienen acceso a la geolocalización de los usuarios”, puntualizó Adrián Sánchez, director de Cumplimiento de Delitos Financieros en LexisNexis Risk Solutions para América Latina y el Caribe. El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) informó en un comunicado que el tratamiento de los datos de geolocalización de clientes y usuarios sólo será posible con su consentimiento y deberá ser recabado por las instituciones bancarias, previo a la apertura de la cuenta. Según el organismo autónomo, la geolocalización puede permitir la creación de un perfil y, en su caso, revelar información del usuario, lo cual podría representar una nueva finalidad y un cambio en el tratamiento de datos personales. Ante esta normativa, algunos usuarios han buscado usar sistemas como VPNs, con el fin de que la privacidad de su red sea garantizada. “El tema con el uso de VPNs es que puede ser a la larga un problema para el usuario, pues la idea de los bancos es trazar la geolocalización con hábitos de los usuarios para evitar fraudes y si un usuario constantemente está haciendo transacciones en otras zonas, al momento de que ocurra un fraude de verdad, el banco podría no identificarlo o relacionarlo”, indicó Sánchez.

Como usuario, ¿qué debo revisar en la geolocalización de apps?

En caso de que los usuarios quieran tener una mayor protección de sus datos y de su privacidad, Martínez recomienda que lo primero que se tiene que hacer es revisar los permisos en las apps. “No puedes con unas aplicaciones ser más crítico que con otras y descuidar el tratamiento de los datos que tienen. Lo ideal es que en el caso de la app bancaria definas que el permiso se da sólo cuando esté en uso la aplicación y siempre es una buena idea tener una solución antimalware en el celular para evitar un riesgo mayor”, indicó el ejecutivo de Kaspersky. Tener una buena higiene digital, donde se busque no dar click a links maliciosos o revisar los términos y condiciones de las apps que están en el celular son medidas indispensables a la hora de utilizar un smartphone.

]]>

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *