<![CDATA[

Lyft venderá Level 5, su unidad de tecnología de conducción autónoma a Toyota por 550 millones de dólares, con el fin de alcanzar su objetivo de rentabilidad y centrarse en asociaciones con empresas que quieran implementar su tecnología en la plataforma en lugar de desarrollar la propia, misma que le ha resultado costosa y no ha sido usada a gran escala. El movimiento fue confirmado por ambas compañías, las cuales detallaron que Lyft recibirá 200 millones de dólares en efectivo por adelantado, mientras que los 350 millones restantes se pagarán durante cinco años. De acuerdo con Reuters, Lyft no dijo cómo planea invertir los fondos, pero la venta permitirá reportar las cifras del tercer trimestre sobre una base ajustada de ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, siempre que la compañía continúe recuperándose de la pandemia de coronavirus.

Según los reportes, la empresa señaló que por el momento se centrará en ofrecer servicios como la interfaz del consumidor y la gestión, además del mantenimiento y la limpieza de las flotas de vehículos autónomos de los socios, lo que podría significar ingresos adicionales. Y es que durante el año pasado, la compañía perdió cerca de 1,800 millones de dólares a causa de la emergencia sanitaria. “Esta transacción no sólo permitirá que Lyft se concentre en el avance de nuestra red de transporte y plataforma autónoma líder, esta asociación contribuirá a impulsar nuestro cronograma de rentabilidad”, dijo el presidente de Lyft, John Zimmer, por medio de un comunicado. Cabe mencionar que Woven Planet, la división de Toyota de tecnología para vehículos autónomos, fue la encargada de la adquisición y, por lo tanto, asumirá el control de los más de 300 empleados de Level 5.

Asimismo, esta empresa tendrá acceso a datos de conducción del mundo real a través de unos 10,000 vehículos que Lyft alquila a consumidores y conductores, con el fin de seguir en el desarrollo de sus coches autónomos. El momento para las empresas de movilidad no es el ideal en relación a la implementación de automóviles autónomos. Muestra de ello es que en diciembre, Uber anunció la venta de su división de conducción autónoma a la startup de automóviles Aurora, lo cual le representó una fuerte caída en la valoración. Sin embargo, estas ventas permiten a las empresas deshacerse de los negocios secundarios que consumen dinero en efectivo y centrarse en reactivar sus divisiones principales después de un año complejo en términos económicos.

]]>

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *