<![CDATA[

Si bien, de unos años para acá los televisores que se han comprado en casa son “inteligentes”, en muchas ocasiones esta inteligencia se ve disminuida por factores como las actualizaciones o mi red de internet, por mencionar algunas razones, lo cual ha hecho que el tener acceso a las apps desde la pantalla principal se vuelva un poco lento, por eso hemos optado por tener algunos dispositivos externos para tener estas funcionalidades a la mano. Durante algunos años, nuestro dispositivo de entrada para esto era un Roku, sin embargo, recientemente compramos un Fire Stick de Amazon y también tuve la oportunidad de probar la versión Lite de este dispositivo. Para motivos de esta reseña, hablaré del último. De entrada, esto me permite tener cierta comparación entre los dispositivos. Si bien Roku tenía una buena reacción ante mi demanda de contenido, en el caso de Amazon, este es mucho más rápido y mejor organizado. Si quieres ver algunos de los contenidos de Amazon Prime, sólo tienes que ir aquí.

Al momento de entrar a la interfaz, el Fire TV Stick Lite claramente prioriza el contenido de Amazon en la parte superior, sin embargo, tengo acceso a los otros servicios de streaming que normalmente utilizo como Netflix, Apple TV+, YouTube y ahora Disney+, por lo que en ese sentido no tengo ningún problema para llegar a mi contenido de manera sencilla. También tienes acceso a los servicios de streaming de música como Amazon Music, Spotify, Apple Music o Deezer. También cuenta con Alexa integrada en un botón del control, la cual funciona muy bien para los contenidos de Amazon, y permite encontrar el contenido que quiero a través de mi voz de manera sencilla, si no quieres usarla así, también puedes enlazarlo con un dispositivo Echo o una bocina con Alexa integrada. Incluso puedes tener una aplicación desde el teléfono para utilizarla como control, pero en mi caso no fue necesario descargarla. Ahora, con estos dispositivos tenemos algunas limitaciones, por un lado reproduce videos de 1080p HDR y 60 fps, además de que no es compatible con el sonido Dolby Atmos. Es decir, es un dispositivo que te sirve para el día a día pero no si quieres poner una obra maestra de video y sonido en tu televisión.

Y bueno, no he hablado de la instalación. La verdad es que es bastante sencilla. El dispositivo tiene una entrada HDMI que va directamente hacia la tele, en caso de que quede incómodo esto, tiene un “extensor” que te permite conectarlo sin problema. Una vez hecho esto, lo primero que necesitarás es elegir el idioma de tu dispositivo y configuración, luego tendrás que buscar la red para conectar e iniciar sesión con una cuenta de Amazon o generar una cuenta nueva. A partir de aquí, podrás incluso conectar el dispositivo con otros equipos de Amazon o aquellos compatibles con Alexa y manejarlos también con la voz. En general, tengo una buena impresión de este dispositivo. Cumple con lo que promete: es sencillo de instalar y utilizar, la interfaz es limpia y ordenada, tiene acceso a los contenidos y para nada me molesta que el contenido sea HD y no tenga sonido Dolby Atmos, cuando se trata de ver las series que normalmente consumo en dispositivos móviles. Este dispositivo tiene un costo de 1,199 pesos y, al ser parte de Amazon, tienes la ventaja de tenerlo en tu casa prácticamente al día siguiente si tienes una suscripción a Prime.

]]>

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.