<![CDATA[

Con el transcurso de los años, las empresas hemos cambiado nuestros procesos internos, centralizando nuestros esfuerzos no sólo en los productos o servicios que ofrecemos, sino también en la participación de los colaboradores en las propuestas de la compañía. La crisis sanitaria que atravesamos de manera internacional nos permitió ver las áreas de oportunidad en las que debemos de poner especial atención, y nos impulsó a crecer de una manera agigantada en el área de Recursos Humanos, pues cientos de colaboradores tuvieron que adaptarse a nuevas formas de trabajo y dinámicas personales. Esto implicó retos de comunicación, logística y accesibilidad, donde no sólo se trataba de mudar a los colaboradores de manera remota, sino de cubrir necesidades de salud tales como la salud mental de los mismos y sus familiares, así como de brindarles seguridad y certidumbre respecto a sus puestos.

De acuerdo con el estudio ‘Los efectos del COVID-19 en la gestión de RR.HH. en México’ , donde participaron 250 directivos de empresas mexicanas, el 45% de las compañías aplicó acciones para la mejora de la comunicación con los equipos, 50% implantó nuevas plataformas tecnológicas para seguir trabajando, y 41% abrió nuevos programas de capacitación para sus colaboradores. Ante ello, las compañías hemos puesto un foco especial en la construcción del employer branding , el cual nos permite impulsar los valores de la compañía a través nuestros colaboradores y mejora la satisfacción laboral. Algunos de los puntos a tomar en cuenta para tener una estrategia de employer branding exitosa son: 1) Mirar hacia adentro, es decir, hacia los colaboradores. Esto se logra con planes de crecimiento, recompensas, políticas de bienestar, plantilla motivada, clima laboral saludable, entre otros. Dado que un colaborador contento, siempre será el mejor embajador de una compañía, tanto con sus conocidos y familiares, como con los clientes y clientes potenciales. 2) Mirar hacia afuera con los candidatos y potenciales trabajadores, a través de procesos de reclutamiento y selección que reduzcan la fuga de talento, eviten comentarios negativos y, con esto, se sumen personas comprometidas con la empresa, adquiriendo no sólo a un embajador de marca, sino también reduciendo costos y tiempos en la curva de aprendizaje de los colaboradores. 3) Planificar la estrategia de employer branding en un corto, mediano y largo plazo como compañía. Esto ayudará a alcanzar las metas más próximas y evaluar los pasos a seguir más adelante, en caso de ser necesario. 4) Saber el enfoque de la estrategia, para así identificar los grupos a priorizar. Esto ayudará al éxito de la operación, pues al saber identificar los segmentos de públicos dentro de la empresa, estos permitirán aplicar de manera más rápida y asertiva la implementación del proyecto. 5) La cultura organizacional de la empresa será uno de los principales pilares en la construcción del employer branding , debido a que corresponde a las normas y valores de la compañía, así como a los métodos de desempeño del trabajo. Es de suma importancia evaluarlos y, en caso de ser necesario, replantear modificaciones a esta guía.

6) Se dice que si una compañía no cuenta con presencia digital a través de redes sociales , es una compañía inexistente. En este caso, construir una reputación a través de estrategias digitales que involucre el posicionamiento SEO aumentará las posibilidades de que mejores candidatos apliquen a la compañía y se conviertan en embajadores de la marca. 7) Aunado a lo anterior, contar con soluciones digitales para optimizar la comunicación entre el área de Recursos Humanos y el talento se vuelve crucial, pues será el puente entre una comunicación efectiva y el conocer las necesidades y requerimientos de las personas que conforman la compañía, lo que permitirá una escucha activa y una comunicación uno a uno. Actualmente, las empresas están comenzando a implementar, como parte de sus planes de comunicación, plataformas que permitan concretar los objetivos anteriormente mencionados, Algunas cuentan con red social corporativa, buzón de consultas y sugerencias y panel de noticias que permiten la comunicación bidireccional. Gran parte de la responsabilidad de implementar esta estrategia de trabajo recae en el área de talento de las corporaciones, pero para tener un employer branding eficiente, todas las áreas de la empresa deben de estar involucradas, pues son el primer punto de contacto entre los colaboradores y las operaciones del día a día. Nota del editor: Haydeé Jaime es responsable de estudios del mercado laboral de Holmeshr.

]]> Fuente: Expansión

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *