<![CDATA[

(Expansión) – Atacar todos los días en discursos y acciones a la inversión privada por parte de este gobierno lo único que va a provocar es perjudicar a las familias y personas, sobre todo las de bajos ingresos. Destruir instituciones no es el camino para atraer más inversión a México. Además, intentar capturar el Poder Judicial para que las leyes y actos de este gobierno no puedan ser impuganadas es contrario al respeto que debe existir hacia la separación de poderes y sobre todo a las libertades individuales.

Una mala señal hacia los inversionistas es que se quiera acumular en una sola persona el Poder Legislativo, Judicial y Ejecutivo. La separación de poderes es la piedra angular de la democracia y también una señal de que que es necesario separar al poder absoluto de la corrupción. El imperio de la ley, que rige sobre gobernantes y gobernados e implica la proscripción de la arbitrariedad. No se trata de cualquier ley: en el contexto ideológico-político en que surge y se desarrolla el concepto de Estado de Derecho que arranca del liberalismo y continúa con la democracia. El camino de la modernidad en México debe ser el liberalismo con rostro social y es urgente tener un país con libertad económica, política y social porque, además, son los pilares de la democracia y también de la inversión. El regreso del populismo nacionalista es provocado por el desencanto hacia los partidos políticos y los gobiernos. El discurso es contra el libre comercio y las instituciones. Han vendido la idea de que todo lo del pasado es un fracaso, cuando el mundo ha registrado avances impresionantes en educación e inversión. Lamentablemente en México tenemos un país que se ha estancado en la calidad educativa y en el tema de la innovación son pocos los logros, pero este gobierno no ha revertido estos terribles resultados. No podemos tener un país con más empleo porque no se está viendo hacia dónde va el mundo del siglo XXI. La caída del 75% en inversión energética es grave y va a generar daños económicos, sociales, ecológicos y hasta de estabilidad política.

¿Sigue siendo México un destino para la inversión? | Expansión Summit 2020

Cuando el gobierno ignora las propuestas de la iniciativa privada para generar e incentivar más empleos y empresas se está condenando a tener una recuperación solo de rebote. La inversión en el corto plazo ha caído 10% de enero de 2020 a enero de 2021; además, tenemos dos empresas estatales que no se han saneado: Pemex y CFE, que tienen problemas en sus finanzas. Es urgente el llamado a que se deje el lenguaje polarizante. Los datos duros son solo parte de la dura realidad que enfrentan millones de personas que han pasado a la pobreza en el último año. Se tiene que ser respetuoso con las instituciones del país y si hay que hacer cambios se deben hacer para bien de todos los mexicanos y cuidando las formas. La libertad está siendo atacada en todas sus expresiones y el impacto en la economía no podrá ser bueno. La demagogia no debe reinar las políticas públicas sino los hechos y datos; atacar a la inversión privada es dañar al país. Nota del editor: Jorge Sánchez Tello es director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF). Síguelo en LinkedIn y en Twitter. Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor. Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]> Fuente: Expansión

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *