Las autoridades estadunidenses se prepararon ayer para lamentar un número considerable de muertos por los incendios que azotan la costa oeste del país, mientras tanto, miles de personas fueron evacuadas de sus hogares ante la rápida propagación de las llamas.

Un gran número de incendios arrasan los estados de Washington, Oregón y California, desde la frontera de Canadá hasta la de México, alimentados durante días por la sequía crónica y los fuertes vientos.

Pero estas condiciones han dado un respiro. Los más de 20 mil bomberos que luchan contra las llamas tenían a su favor este fin de semana un clima más fresco y húmedo.

En lo que va de semana, el fuego ha cobrado 16 vidas, una cifra que se antoja menor a la real, ya que los equipos de rescate no pueden acceder a grandes áreas arrasadas por las llamas.

“Nos estamos haciendo a la idea de que hay un número considerable de muertos, según lo que sabemos sobre el número de edificios destruidos”, dijo el viernes Andrew Phelps, director de Servicios de Gestión de Emergencias de Oregón.

Los incendios calcinaron ayer más de 400 mil hectáreas, donde los equipos de rescate registraron tres muertes y no tienen noticias de decenas de personas.

El fuego amenaza zonas de Oregón, en las que residen 500 mil habitantes, y hasta el viernes a mediodía solo se habían podido evacuar 40 mil, precisó la gobernadora, Kate Brown.

“Contamos con aire más fresco y humedad en los próximos días, lo que es realmente una buena noticia”, agregó.

Dependiendo del grado de peligro, las instrucciones de evacuación van desde la preparación de artículos y documentos esenciales hasta la salida inmediata.

“Me gustaría que los incendios de 2020 fueran solo una anomalía, episodios únicos. Desafortunadamente, son solo precursores del futuro”, lamentó la mandataria.

Brown informó que en tan solo tres días, las llamas habían consumido 360 mil hectáreas, el doble de la vegetación que arde en promedio en un año completo.

“Estamos viendo los efectos devastadores del cambio climático en Oregón, en la costa oeste y en todo el mundo”, insistió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *