<![CDATA[

(Expansión) – El 1 de abril es el Día Internacional de la Diversión en el Trabajo. La diversión es una de las 10 emociones positivas de acuerdo con la ciencia de la felicidad e influye positivamente en el estado de ánimo de los colaboradores. Investigaciones sustentan que cuando experimentas emociones como la diversión amplías tu capacidad para tomar perspectiva y construyes recursos psicológicos como la creatividad, la atención, la flexibilidad y la resiliencia.

1. Premio al “Pañal de oro” 2. Todas somos personas

Esta fecha propone reivindicar a la diversión dentro de los espacios de trabajo, estableciendo que se puede ser divertido y formal sin tener que caer en una aburrida solemnidad. En esta etapa en la que muchas personas trabajamos de manera remota hay un enorme cansancio por pasar tantas horas frente a la computadora. Así que si ofreces a tus colaboradores momentos que propicien diversión ayudas a disminuir el estrés cotidiano y a aumentar el sentido de pertenencia. Crear un espacio de convivencia para romper el hielo, conocerse y salir de la rutina es una buena apuesta. Además, reír genera endorfinas: una sustancia que disminuye el estrés y aumenta la motivación. La risa es uno de los elementos que más conecta a las personas y a los equipos de trabajo. Con estos antecedentes, ¿te gustaría implementar iniciativas con tu equipo para hacer un ambiente laboral más divertido? Hay dos organizaciones que son referentes en este tema: Playfair, de Estados Unidos; y Humor Positivo, de España, a quien doy el crédito de las ideas que a continuación te comparto para que implementes con tu equipo de trabajo. La ventaja es que todas pueden realizarse de manera remota. Se acerca el Día del Niño y es la fecha ideal para esta dinámica. Pide a tu equipo que te envíe una foto de cuando era bebé y una descripción graciosa. Por ejemplo: “mi pasatiempo favorito: la degustación de crayolas”. El Día del Niño presentarás cada foto con su descripción y solicitarás al equipo que adivine quién es quién. Al final, el equipo votará por la descripción más divertida para entregar el reconocimiento al “Pañal de oro”. La próxima vez que convoques a tu equipo a una junta pídeles con anticipación que piensen en un momento ridículo que hayan vivido. Inicia la junta asignando un minuto a cada uno para que comparta su anécdota. Es importante que tengas cronómetro en mano y lo muestres frente a la cámara para que no se vuelva eterna la dinámica. Te garantizo que se romperá el hielo muy rápido.

3. Piedra, papel o tijera 4. Antología de “metidas de pata”

Ideal para iniciar una junta después de la comida ya que se presenta lo que los médicos definen como “marea alcalina” y el resto de los mortales conocemos como el mal del puerco. Esta dinámica dura apenas 5 minutos pero despierta a todos. Funciona bien para grupos entre 10 y 40 personas. Todos deben tener su cámara abierta. Tú eres el moderador y les pedirás a todos que muestren su mano frente a la cámara de modo que pueda verse el arma que cada quien elegirá. Tú, junto con el grupo cuentan juntos “Piedra, papel o tijera”, y justo al acabar muestran todos al mismo tiempo el arma seleccionada. Perderá aquella persona que no tenga el arma que tú hayas elegido. Las personas perdedoras deberán apagar su cámara. Los ganadores podrán hacer un mini-baile de felicidad por haber pasado a la siguiente ronda. Realizarás todas las rondas necesarias hasta que quede un ganador. Se abre un archivo en el que se irán registrando los más esplendorosos desastres y errores del equipo. De ser necesario, pueden cambiarse los nombres para no dejar por escrito asuntos que podrían causar excesivo bochorno a los protagonistas. El aniversario de la empresa, es un buen momento para hacer un recuento de este tipo de anécdotas. Para quienes nos la vivimos en videollamadas, seguramente tenemos mucho material: el día que el anfitrión sacó a todos de la reunión o el solemne reporte de las cifras con el tamalero de fondo. Nunca olvidaré la hilarante escena en la que un socio tuvo que detener su discurso para calmar a sus perros que jugaban a las correteadas sobre un sillón que estaba detrás de él. El sentido del humor es un gran amortiguador para sobrellevar la adversidad y el estrés cotidiano. A veces hay momentos en el trabajo que no son nada fáciles de transitar. Por ejemplo, cuando alguien te da feedback sobre un error que cometiste. Es importante que no te etiquetes pensando que todo tú eres un error. Presta atención a qué puedes hacer en adelante para corregirlo y aprende a perdonarte. Con el tiempo, si puedes reírte de lo que te pasó, ¡felicidades!, es una buena señal de que lo estás digiriendo. Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en Facebook (adrianacastromx). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora. Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]> Fuente: Expansión

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *