<![CDATA[

(Expansión) – Esta semana, Citibanamex publicó su segunda encuesta quincenal de octubre. En ella, el banco reúne información de más de 25 instituciones bancarias y casas de bolsa. Entre otros datos, la encuesta quincenal presenta el consenso de las estimaciones sobre el crecimiento económico en 2020 y 2021, y permite dar seguimiento continuo a los cambios en los pronósticos de un grupo de analistas y expertos. En esta edición, las expectativas para la contracción de este año se mantuvieron, ya que en promedio los especialistas encuestados consideraron que el PIB nacional caerá (-)9.7%, mientras que en la medición previa esta estimación era de (-)9.8%. Para el 2021, la estimación también se mantuvo, en +3.3% (estimación previa de +3.4%).

El ajuste optimista observado en algunas instituciones entrevistadas – entre las cuales destacan Banorte, Finamex y JP Morgan, quienes mejoraron sus perspectivas en entre 0.7 y 1.2 puntos porcentuales – se ha reflejado también en las perspectivas de otras organizaciones: hace un par de semanas, el Fondo Monetario Internacional ajustó sus proyecciones de crecimiento económico para México, y modificó su tasa esperada para 2020 de (-)10.5% a (-)9.0%. Asimismo, los especialistas encuestados mensualmente por el Banco de México estimaron una caída de (-)9.82% para 2020 en el reporte de septiembre, una ligera mejora respecto al (-)9.97% que esperaban en agosto. Los ajustes en las expectativas se dan en un contexto de reapertura económica en México y en el mundo, y responden a indicios de recuperación en los empleos y la actividad productiva en el país. Coinciden, además, con el discurso de las autoridades federales, que recientemente han hecho énfasis en las señales de recuperación económica en el país. Habrá que esperar las reacciones de mercados y especialistas a los rebrotes y a los nuevos confinamientos anunciados esta semana en países como Irlanda, Francia o España. Sin embargo, aunque la caída económica en 2020 no sea tan pronunciada como se esperaba hace algunos meses, las estimaciones indican que el PIB mexicano se contraerá entre (-)9% y (-)10% al cierre del año. De cumplirse esta estimación, sería la mayor caída económica en el registro histórico del PIB, que inicia en 1994. Como punto de comparación, en las crisis económicas más recientes –de 1995 y 2009– la economía del país se contrajo apenas (-)6.3% y (-)5.1%, respectivamente.

Estrategias para reactivar la economía | Expansión Summit 2020

Una caída tan pronunciada en la economía no solo conlleva a una disminución de la producción nacional y los empleos generados, sino que tiene repercusiones en la distribución del ingreso y en la calidad de vida de mexicanas y mexicanos, en el tamaño de la población que vive en pobreza y en los rezagos educativos y alimentarios de los grupos más vulnerables. Aunque un ajuste optimista es sin duda una buena noticia, la contracción económica en el año aún será la más pronunciada en décadas, pues si bien las cifras de empleo, actividad industrial e inversión han mostrado una recuperación, ésta ha sido lenta hasta el momento. Además, pilares económicos como la inversión enfrentan debilidades que existían desde antes de la crisis, lo cual presenta un panorama complicado para la recuperación en los próximos años. Por ello, es importante impulsar medidas y políticas públicas que atiendan de manera directa las causas y los efectos de la crisis. Se debe abogar por políticas bien diseñadas y enfocadas, que además aprovechen de manera eficiente los recursos disponibles. Nota del editor: México, ¿como vamos? registra a detalle el crecimiento económico del país. Síguelos en Twitter , Facebook e Instagram . Las opiniones expresadas en esta columna corresponden exclusivamente a la autora. Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]> Fuente: Expansión

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *