<![CDATA[

(Expansión) – En la próxima década los humanos entrarán en una nueva era de Energía Digital, en donde las energías renovables tales como la eólica, la solar y la hidráulica reemplazarán a los combustibles fósiles como nuestras principales fuentes de energía. Juntos impulsaremos esta transformación y construiremos sistemas de energía inteligentes y con un bajo impacto en la huella de carbono. Los sectores digital y energético se fusionarán en un nivel muy profundo, creando una revolución energética, facilitando un futuro en el que los datos se utilizarán para gestionar el uso del flujo de energía hacia adelante.

1) Tecnologías digitales 2) Sistema operativo de energía en la nube

Varios informes de las industrias combinadas coinciden en ciertas predicciones, como que: – Todo estará conectado, todo será eléctrico y todo deberá ser verde. – Las energías renovables representarán más del 50% de toda la generación de electricidad a nivel mundial. – Se instalarán más de 3,000 gigavatios (GW) de plantas fotovoltaicas (PV) – Más del 50% de los vehículos vendidos serán eléctricos. – La energía renovable impulsará más del 80% de la infraestructura energética de las Tecnologías de información y Comunicaciones (TIC). La transformación más rápida de la industria energética impulsará el desarrollo de cuatro tecnologías relacionadas: 5G, nube, Inteligencia Artificial (IA), “Big data”, el Internet de las cosas (IoT por sus siglas en ingles) y una era en la que todas las cosas pueden conectarse y funcionar de manera inteligente. Los avances en tecnologías emergentes, particularmente 5G, nube, IA, Big data e IoT, están llevando a todos los sectores de la sociedad hacia una nueva era digital. Esta visión de conectividad ubicua e inteligencia omnipresente ya se está convirtiendo en una realidad. Las siguientes nuevas tecnologías digitales se están adoptando en el sector energético a un ritmo cada vez mayor y pronto cambiarán las reglas del juego: – Redes: Las redes de área amplia de baja potencia (LPWAN) están ganando rápidamente popularidad comercial en todo el mundo. Con una amplia cobertura, baja latencia y conectividad masiva, 5G es ideal para aplicaciones de IoT y está impregnando una variedad cada vez mayor de escenarios que requieren conexiones inteligentes bajo demanda entre personas, máquinas y cosas. – Procesamiento de la información: la percepción de la información, la representación del conocimiento y las tecnologías de aprendizaje automático están progresando a pasos agigantados, impulsando la capacidad de IoT para procesar datos de manera inteligente a niveles que nunca habíamos visto. – Plataformas virtuales de IoT, gemelos digitales y sistemas operativos: la adopción generalizada de la computación en la nube y el software de código abierto está reduciendo las barreras de entrada para aquellos que esperan desempeñar un papel en el sector energético. La computación en la nube y el software de código abierto también están aumentando la popularidad de los sistemas operativos de sistemas de energía y los ecosistemas digitales. Los bits se utilizarán para administrar los vatios; y los sistemas de energía transferirán flujos de energía entre sí sin las limitaciones del tiempo y la distancia.

3) Tecnologías de electrónica de potencia 4) Dispositivos semiconductores de potencia de tercera generación La infraestructura energética de las TIC se está volviendo ecológica

Los sistemas de energía estarán centrados en la electricidad. Los dispositivos electrónicos de potencia estarán equipados con interfaces inclusivas, responderán rápido y tendrán una alta eficiencia de conversión. Equipados con capacidades de alto voltaje, funcionamiento en alta frecuencia y temperatura y un interruptor de alta velocidad, se utilizarán para reemplazar los componentes basados en silicio que tienden a ser más limitados para este propósito. Dentro de una década habrá cientos de miles de millones de conexiones, la cantidad total de computación general se habrá multiplicado por 10 y la cantidad total de computación de IA se habrá multiplicado por 500. Las tecnologías de las TIC permitirán a otras industrias reducir sus emisiones de carbono y se prevé una reducción global de las emisiones del 20%. La construcción de infraestructura relacionada aumentará; por ejemplo, la cantidad de sitios de telecomunicaciones aumentará de 10 millones a 55 millones y la cantidad de bastidores de centros de datos aumentará de 4,2 millones a 10 millones. Las TIC representarán el 4 % del consumo mundial de energía, frente a menos del 2 % actual. Construir centros de datos y redes de comunicaciones eficientes y con bajas emisiones de carbono no solo será una necesidad operativa para las empresas, sino también un deber cívico. Nota del editor: César Funes Vicepresidente de Relaciones Institucionales de Huawei Latinoamérica. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor. Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]> Fuente: Expansión

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.