<![CDATA[

(Expansión) – Quieren cambios reales en la cultura de consumo, valoran la diversidad y la sustentabilidad. Se perciben más auténticos que sus predecesores y están preocupados por la privacidad online: doble clic sobre la generación Z, los nativos digitales con los que las marcas quieren conversar. Ven YouTube en un restaurante mientras sus padres almuerzan, ‘googlean’ a sus profesores, a pasar horas viendo videos de TikTok. Pero, ¿qué es lo que realmente distingue a este grupo de nuevos consumidores? ¿Cuáles son aquellos códigos que las marcas tanto desean incorporar y se han vuelto una obsesión para los profesionales del marketing?

¿Se borraron las líneas entre el que crea y el que consume contenido? Son todos únicos Lil Nas X, Olivia Rodrigo y Charli D’Amelio representan su cultura

En los 90, se iniciaron acciones legales para borrar a Mickey Mouse de las paredes de los jardines de infantes en Estados Unidos. En aquel momento, Universal aprovechó para reemplazar al superhéroe más predominante, por personajes como Fred Flintstone. (Polygon). Hoy la realidad es muy diferente: la omnicanalidad digital permite ver, por ejemplo, a los Minions en TikTok (generando 8 billones de views), Minions en memes, Minions en murales de salones infantiles, Minions en disfraces, Minions en todo y de todos. ¿Litigios por copyright de parte de Universal? Nada. La generación Z se apropia de la cultura, la viraliza a su antojo, la mezcla y cocina nuevos platos con ella, y la incorpora en su cotidianeidad incluso, en el nombre de un grupo de Whatsapp, y Universal supo entender y aprovechar el cambio. ¿Cuándo fue la última vez que vieron la imagen de Mickey Mouse? Si en los 80’s y 90’s todos nos vestíamos similar, comprábamos las mismas marcas reconocidas, veíamos los mismos shows, la proliferación y aceptación de opciones llevó a la generación Z a querer ser únicos, no iguales. En Estados Unidos, el 20.8% de esta generación se define como LGBTQ, el doble que los millennials y cinco veces más que la Generación X. Mientras que los millennials crecieron perfeccionando y filtrando su vida en Instagram, la generación Z quiere autenticidad y está cansada de la sobre-producción. La cantante y actriz de Disney Olivia Rodrigo (High School Musical) generó 1 billón de reproducciones en el lanzamiento de su primer álbum. Sus canciones como Jealousy, Sour y Traitor hablan del desamor y las fotos de mujeres perfectas en redes.

Conscientes de la privacidad Saber el futuro a través de TikTok

Kaitlyn Tiffany (The Atlantic) recientemente opinó que ‘la marca personal’ está desapareciendo. A diferencia de los millennials, la generación Z se preocupa por la privacidad y prefiere ser anónima en redes, limitando con quién comparten su contenido personal. Mi hija de 12 años conoce todas las canciones de la cuarta temporada de Stranger Things antes de ver los capítulos. ¿Por qué? Las aprendió en TikTok. Si las marcas se siguen preguntando cómo ser relevantes para la generación Z, es imposible no mencionar a la red de contenido que ya supera los 100 millones de usuarios en América Latina, según el “Latin America Social Network Users 2022”, elaborado por eMarketer. La red social de los audios de series y películas, de los bailes que hacen explotar hits en Spotify, del doblaje que crea arte sobre el arte. La plataforma que marcó un antes y un después a la hora de conectar emocionalmente con niños y adolescentes y que los llevó a implementar herramientas para crear su propio contenido. Nota del autor. Diego Prusky estudió Ingeniería Química en Uruguay, pero descubrió que su misión pasaba por otro lugar. Hace 20 años trabajó en grandes compañías del mundo de la música y fue impulsor de su proceso de digitalización. Hace más de 15 años que lidera el equipo de InPulse Digital desde Miami, con un equipo experto en experiencias digitales, media y tecnología. Ama las campañas 360 y los proyectos de transformación digital en diversas industrias como Entretenimiento, Lifestyle, Tendencias y Consumo Masivo. Síguelo en sus cuentas de Twitter y Linkedin Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor. Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

]]> Fuente: Expansión

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.