Melisa Islas Rosales acompaña a su familia, desde el 3 de septiembre, para atender el puesto de artículos patrios que colocan cada año en la esquina de Ignacio Zaragoza, frente al Reloj Monumental. Es medio día y, a pesar de que hay mucha gente en las calles, pocos son los que se acercan a comprar en el lugar. «La venta está muy baja», indica Melisa, quien se sabe de memoria los precios de cada uno de los productos que por décadas ha vendido su familia, como banderas, moños, bigotes, rehiletes, vestidos para niñas, collares, moños y demás artículos que como tradición se utilizaban para estas fechas pero hoy, debido a la pandemia, la gente consume poco. https://www.milenio.com/negocios/venta-banderas-herencia-familiar-centro-pachuca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *