La ESA y la NASA vigilan más de cuarenta millones de objetos cercanos a la Tierra

«Al palo», que dirían los más futboleros. Y así van años en los que asteroides pasan rozando la atmósfera terrestre. El más reciente ha sido esta semana, 2020 QL2, del tamaño del London Eye británico, pasó a una distancia mínima de 0,046 unidades astronómicas, lo que supone 6,9 millones de kilómetros.

De acuerdo con los cálculos de la NASA, este asteroide pasará de nuevo por las inmediaciones de la Tierra al menos nueve veces más en las próximas dos décadas y será en septiembre de 2044 cuando se acercará más, a 374.000 kilómetros.

Una distancia «corta», que puede provocar lo peor. Pero para ello se están preparando la Agencia Espacial Europa (ESA por sus siglas en inglés). « Los asteroides han influido en el desarrollo de la Tierra», asegura la Agencia en su página web.

En el recuerdo, el 30 de junio de 1908, donde el impacto de Tunguska derribó millones de árboles en 2200 kilómetros cuadrados de territorio siberiano. Según datos de la ESA, hay más de 40 millones de objetos cercanos a la Tierra (NEO por sus siglas en inglés) con un tamaño mayor a 10 metros, un umbral aproximado por encima del cual podrían ocurrir daños en el suelo.

Para evitar que esto ocurra la ESA junto con la NASA una misión capaz de desviar este tipo de objetos en el futuro. Su nombre es Hera, la esposa de Zeus y diosa del matrimonio.

La unión de las dos agencias «permitirá la defensa planetaria». Un concepto traído del propio Hollywood donde Bruce Willis se monta en el transbordador Independencia para tratar de hacer explotar un asteroide que amenaza con colisionar con la Tierra.

Para el proyecto europeo, la ESA ha echado mano de la tecnología española. Thales Alenia Space proporcionará a la nave desde España el sistema de comunicaciones, que enviará datos esenciales sobre el asteroide binario Didymos.

Por organista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *